techos vidrio

Ventajas de los techos de vidrio

Áticos, unifamiliares, bajos con jardín, piscinas, terrazas, etc. Son muchas las zonas en las que se pueden aprovechar las ventajas de ganar unos metros a la superficie exterior montando un techo acristalado. Lo mejor es que se trata de una instalación que no resta un ápice de luz al espacio (más bien, la aporta) y que son perfectamente herméticos frente a la lluvia y al viento. Es un pena desperdiciar los metros extra que proporcionan los espacios al aire libre de las viviendas, por eso recomendamos la utilización de estos techos que además eliminan el polvo, el frío y el ruido.

En cuanto a las terrazas, los patios y los porches suelen ser espacios agradables durante los meses de buen tiempo, pero se desaprovechan al llegar el frío. Además, son ruidosos y acumulan mucha suciedad. Al cerrarlos con techos acristalados ya no presentarían estos inconvenientes. Además, los montajes se han simplificado mucho y los cerramientos han mejorado su perfilería gracias a la utilización de sistemas adecuados a cada caso.

No es lo mismo una terraza con vistas al mar donde lo más importante es mantener el espacio diáfano, que otra donde se necesite un óptimo aislamiento térmico y acústico, o finalmente una en la que el propósito sea ampliar el espacio en caso necesario. Por tanto es muy importante tener claras nuestras expectativas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información...

ACEPTAR
Aviso de cookies