El placer de las siestas en verano

Cómo nos gusta, cuando tenemos algo de tiempo, poder relajarnos una horita después de comer y echarnos una fabulosa siesta.

Si tienes una terracita y la decoras con un cómodo sofá o hamaca, es el lugar perfecto para esa siesta al aire libre, con la brisa a nuestro favor.

Además, una decoración con plantas, refuerza que refresquen la zona.

No importa que tu terraza sea pequeña, porque puedes colocar varios puffs con cojines diversos para estar más cómodo y tumbarte un buen ratito.

También si eres de los que les gusta la música para dormir, opta por alguna estilo chill out de fondo.

Tus tardes estivales serán todo un lujo sin salir de casa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información...

ACEPTAR
Aviso de cookies